Significado de Derecho Canónico

¿Qué es el Derecho Canónico?

Es la composición, estudio, interpretación y aplicación del régimen legal sobre el cual se constituye el funcionamiento de la Iglesia católica, actuando a nivel interno, estableciendo la categorización de sus autoridades, los derechos y obligaciones de los practicantes, así como el proceder de sacramentos y otros aspectos.

No obstante, con la aparición de Estados laicos ocurre que esta rama del derecho pasa a enfocarse hacia otros aspectos, por ejemplo, en la relación de la iglesia con el Estado. Es necesario recordar que durante muchos siglos la católica tuvo gran influencia en los gobiernos. No obstante, esta situación ha cambiado. Ahora la relación no es de influencias, sino que es una religión con instituciones que conviven con el Estado.

Mucho de este tema de discusión tiene que ver con la correlación entre las normas internas de la Iglesia, y el orden jurídico de la nación. Para ello, hay que tener en cuenta que el actual Código de la Iglesia data del año 1983, siendo este conjunto de normas las que han de estudiarse para el actual marco del Derecho Canónico.

4 tipos de escenarios entre el Derecho Canónico y Estado

Este derecho asume cuatro tipos de relaciones con el Estado. Para cada uno de estos casos, existen normativas y maneras de atender la situación. Para ello, se tienen en consideración las cuatro categorías que mencionamos en los párrafos siguientes.

• Estado de protección

Se presenta cuando la religión católica es la única que se profesa en el Estado. La misma tiene rango legal, siendo el único culto permitido. Es una situación poco común en el tiempo actual. No obstante, era muy frecuente antes del siglo XX. Ocurre que el Estado y la Iglesia no cohabitaban, sino que eran una suerte de sociedad.

• Estado de libertad

Es la situación ilustrada por Francia y la Iglesia Católica. En este caso, es la religión principal del país. Tiene la ventaja de que recibe ingresos y protección del Estado. No obstante, cohabita con otros cultos sin mayor inconveniente. Sucede que la Iglesia tiene deberes y derechos, y si bien tiene muchas potestades, sucede que la República Francesa es en el fondo un estado laico.

• Estado de resistencia

Ocurre cuando hay persecución a la Iglesia. Además, en este caso la religión no tiene existencia legal. Es decir, es una circunstancia donde los preceptos religiosos se mantienen bajo resistencia y un tanto fuera del marco de la ley del país en cuestión. Se trata de una situación que presupone una relación tensa entre las normas del Estado y las convicciones religiosas de la Iglesia.

• Estado de tolerancia

En este caso, la Iglesia no tiene ningún tipo de protección por parte del Estado. No obstante, el ordenamiento jurídico y el gobierno no ataca las instituciones religiosas. Simplemente se trata de una situación donde la Iglesia puede ejercer sus funciones, siendo que el Estado le permite actuar sin atacarla, pero tampoco dándole prebendas ni mayores reconocimientos.

El cuarteto de situaciones antes mencionadas, son las indicadas en el Derecho Canónico como situaciones especiales entre Iglesia y Estado. Vale decirse que son rangos establecidos por este derecho desde el punto de vista de la Iglesia, no desde el marco jurídico de los Estados.

Fuentes del Derecho Canónico

Básicamente, existen dos fuentes: las escritas y las derivadas de la costumbre. Las fuentes escritas son aquellas leyes con las cuales la Iglesia se ha regido a lo largo del tiempo. Sin embargo, en nuestra época los juristas de esta especialidad suelen utilizar dos textos principales.

• El Código de Cánones para la Iglesia latina de 1983
• El Código de Cánones para la Iglesia oriental de 1990

Hay que recordar que la Iglesia ha tenido varias divisiones. Los movimientos protestantes generan un cisma en el catolicismo. Igualmente, existen los grupos que practican la religión cristiana ortodoxa. Estos últimos son los que utilizan los códigos de la iglesia oriental.

Por otra parte, hay que recordar que el derecho canónico está imbricado en aspectos religiosos. Por ende, parte de sus fuentes también son aquellas consideradas como “emanadas de Dios”. Debido a lo antes mencionado, ninguna ley de la Iglesia puede ir en contra de los 10 mandamientos, o de lo dispuesto en la Biblia.

Cánones y división: Antiguo, Nuevo y Novísimo

Con estos nombres se clasifican las épocas de este derecho. Para ello, se tienen en cuenta ciertos ritos y divisiones temporales. Para su conocimiento, mencionamos estas fases en la lista que se presenta a continuación:

• Derecho Canónico Antiguo

Comprende el compendio de leyes y normas de la Iglesia, hasta la aparición del llamado Decreto de Graciano en el año de 1142. Este texto procura evitar las discordancias entre las normas de distintas órdenes religiosas. Sin duda, tiene el gran mérito de garantizar la unificación de criterios en las normativas de la Iglesia.

• Derecho Canónico Nuevo

Abarca desde el Decreto de Graciano, hasta las Decretales Pontificias del Derecho Canónico Común. Estas decretales se establecen entre los años IV al XV. Se trata de cartas de los pontífices, donde se dictan normas de funcionamiento de la iglesia. Se considera que es la edad de oro del derecho canónico, ya que la misma toma conciencia de sí mismo y crea sus pautas actuales.

• Derecho Canónico Novísimo

Se considera que abarca desde el siglo XV hasta nuestros días, cuando la reglamentación de la Iglesia empieza a ser estudiada desde el punto de vista de la abogacía. Igualmente, tiene otro detalle: es la etapa en la cual empiezan a surgir Estados Laicos. Por ende, las leyes de la iglesia deben ahora cohabitar con las leyes de un Estado.

En el caso de este tipo de derecho, es muy clara la evolución histórica y los sitios donde se obtienen las fuentes. Hay que decir que se trata de una modalidad de derecho muy particular. Es frecuente que los estudiosos de estas leyes sean sacerdotes. Además, el otro punto donde tiene relevancia en naciones donde la religión católica tiene un peso importante. En tal sentido, es una relación que se vincula mucho al Estado y costumbres de la nación.