Significado de Derecho Tributario

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Dic, 2019
  • Es el marco reglamentario que se ocupa de la recaudación de ingresos percibido por el Estado al respecto de la actividad privada de los ciudadanos y empresas que actúan a nivel local, y se extiende en la configuración aduanera para la aplicación de normativas comerciales en las importaciones y exportaciones. Es una herramienta esencial y necesaria para el mantenimiento y la materialización de políticas públicas, de notable especificidad siendo un área del derecho público porque si bien incide sobre bienes y servicios privados, es protagonizado y administrado por el Estado.

    Tiene dos conjuntos de conocimientos. Primero, hablamos de los aspectos procedimentales generales. Esto incluye la manera de cobrar tributos en base a las leyes, la clasificación de estos tributos, la determinación de las razones por las cuales existen los tributos, sanciones, exenciones de impuestos, las instituciones de recaudación tributaria, etc.

    Un segundo contenido son los aspectos procedimentales secundarios. Por lo general, tiene que ver con las normas de cada región específica. Hay que recordar que cada país tiene sus normas tributarias. Incluso, cada estado o subregión suele tener peculiaridades desde el punto de vista de los impuestos.

    En la teoría, uno de los objetivos de esta herramienta es la re-distribución de la riqueza, cobrando mayores tributos a quienes más tienen y por ende pueden contribuir al bienestar del conjunto de la población, sin embargo es común observar que los escalones más poderosos de la sociedad son los más beneficiados, lo cual ocurre como consecuencia de la capacidad de influencia en las decisiones de gobierno.

    Marco histórico: en el Imperio Romano

    Los orígenes del Derecho Tributario se ubican en la antigua Roma. Inicialmente, se cobra un impuesto único durante la República. Los impuestos recibieron el nombre de publicani. No obstante, es con el crecimiento romano que la cuestión tributaria se complica. Sucede que, al pasar Roma de ser una República a un gran Imperio, se requiere pagar una gran maquinaria militar. Esto se hace mediante un complejo sistema de impuestos.

    Por otro lado, el gran tamaño del Imperio también complica las cosas. Los procedimientos de cobro tributario en las provincias son complejos. Asimismo, hubo impuestos especiales. El Tributum in capita se hizo para los ciudadanos que ganasen más de 15.000 ases. También, hubo tributos diferentes para los habitantes de la ciudad Roma y para los provincianos.

    Para regular todo este cobro de impuestos, se crearon gran cantidad de leyes. Este marco jurídico es el antecedente más importante que tiene el Derecho Tributario de hoy.

    Antecedentes y ejemplos del Derecho Tributario en el caso de México

    En buena medida, la larga y compleja historia del país construye su historia en el marco de aplicación de leyes tributarias. Por ejemplo, los Aztecas cobraban tributos entre su población y tenían normas al respecto. Estas normas reciben el nombre de “tequiámatl”. Luego, durante la monarquía española y el virreinato, la colonia debió pagar tributos en forma de alimentos como riqueza material a España.

    Durante la guerra de independencia, se eliminó la esclavitud y varios tributos. Algunos de los más importantes eran el de “pago de caminos” y el de pagar 10% por todo lo que se vendía. Posteriormente, personajes como Antonio López de Santa Anna ejercerían la presidencia del país aplicando gran cantidad de impuestos.

    Es durante el gobierno de Benito Juárez que se crea el catastro de la república, y se aplica impuestos a las loterías. Sin embargo, es durante los largos años de gobierno de Porfirio Díaz que se establece una propuesta de impuestos compleja, sobre todo desde el año 1893, cuando se pautan sistemas de vigilancia de los pagos de los contribuyentes.

    Lo cierto es que el tema de impuestos ha generado muchas diatribas en la historia mexicana. Durante la Revolución, se procuró eliminar gran cantidad de tributos a la población de bajos recursos. Finalmente, en buena parte del siglo XX hubo numerosas leyes con el objetivo de regularizar el sistema tributario en la nación azteca. Todo esto sirve de marco y antecedentes al Derecho Tributario mexicano.

    Principios de aplicación del Derecho Tributario

    Uno de los rasgos de este derecho es que debe ser factible. El estado no puede cobrar una suma monetaria como impuesto que sea imposible de pagar. Además, es necesario crear normas para la recaudación tributaria. De nada sirve establecer impuestos que son impagables, y que, además, no exista una institución encargada de cobrarlos.

    • Principio de capacidad contributiva

    Es una labor del estado indicar cuánto es el monto de los tributos. Básicamente, se apoya en el hecho de que quien más tiene, más tiene que pagar. No tiene sentido obligar a un ciudadano a pagar una cantidad de tributos cuando no posee recursos monetarios para ello.

    • Progresividad

    El pago de tributos al Estado se hace de manera equitativa de acuerdo a la riqueza de los contribuyentes. No obstante, se regula que quien va sumando su riqueza debe ir pagando más.

    • No confiscatoriedad

    Existen límites para el pago de tributos. El Estado no puede confiscar bienes de las personas si los impuestos exceden en su capacidad de pago. De esta manera, se busca regular posibles abusos por parte de quienes tienen el poder político.

    No cabe duda que lo más notable es la necesidad de hacer de este derecho algo realmente práctico, y no una imposibilidad de ejecutar. Igualmente, de existir como un recaudador de lo justo y que no sea una herramienta de uso gubernamental.

    Tributación Aduanera: Importancia, controles y el alcance sobre la economía local para una competencia justa

    Son numerosas las razones por la cuales es importante el Derecho Tributario. Primero, se supone que los impuestos son el modo principal con el cual se financia el Estado. Así que es necesario regularlos, ya que son imperativos para el desarrollo práctico y legal del gobierno: pago de sus funcionarios y pago de sus acciones gubernamentales.

    No obstante, los tributos son una forma de mantener el control de la economía. Por ejemplo, evitan monopolios, ya que una empresa grande debe habitualmente pagar muchos impuestos. Para no pagar tantos tributos, las empresas procuran no tener un crecimiento tan desmesurado y compartir el ámbito económico con otras compañías. Por ende, este tipo de tributos son mecanismos regulatorios y de utilidad en sistemas capitalistas y liberales.

    Por otra parte, y como ya decíamos al principio, este derecho influye notablemente en lo económico al aplicarse en las aduanas. Hay que tener en cuenta que el comercio atañe el desplazamiento de mercancías. En este caso, los productos deben pagar tributos al pasar por puntos aduaneros, lo cual influyen en el precio del consumidor final.

    Con todo lo mencionado, queda claro la importancia de este tipo de derecho. Vale decirse que el Derecho Tributario tiene incluso rango internacional, ya que regula muchas de las relaciones de distintas naciones en lo tocante al comercio entre fronteras distintas y está estrechamente vinculado con otra rama del Derecho Público Financiero, el Derecho Aduanero.