Educación Inicial Significado, e Importancia

Significado: ¿Qué posibilita la educación de nivel inicial?

Es la formación que ocurre fuera del hogar, impartida a los más pequeños, organizada en dos segmentos, el primero de carácter legal no-obligatorio, permitido con un mínimo de 45 días de vida, y hasta los 3 años, y el segundo, desde los 3 hasta 6 años, cuya obligatoriedad está regida por ley en numerosos países (durante los tres años del ciclo, o entre los cuatro y seis), con una metodología que pretende su formación integral, es decir, desde lo biológico, psicológico y social. De esta manera, están los jardines de infancia, preescolares, guarderías, y todo lo que implique educación anterior a la primaria, que comienza a los seis de forma obligatoria.

Desde tiempos inmemoriales, la educación de los niños en su primera infancia estuvo supeditada a la madre, quien era la encargada de velar por sus necesidades básicas, pero además, de enseñarles los hábitos básicos, tales como comer solo, bañarse y vestirse, de modo que pudiera ser paulatinamente independiente en la media que vaya creciendo.

Sin embargo, a partir de la revolución industrial surgió un cambio de este paradigma, en el que la mujer empezó a trabajar en las fábricas, dejando a un lado su función exclusiva de ama de casa, lo que implicaba que en algunos casos los niños deambularan por las calles. Desde allí, surgen lo que se denominaron asilos, donde los niños recibían atención y cuidado, pero sin hacer énfasis en la formación educativa.

Ya sería para el siglo XX, cuando las teorías pedagógicas resaltaron la importancia del aprendizaje a temprana edad, como las teorías de Piaget o Vygotsky, así como la Convención de los Derechos del Niño de 1989, empezaron a darle un nuevo sentido a la atención del infante, no solo como alguien para cuidar, sino también para formar.

Evolución histórica

En Grecia, Platón proponía que los niños debían reunirse y que estuvieran bajo el cuidado de una mujer, donde le leyeran cuentos e hicieran cánticos.

Para el siglo XVI se crearon en España las escuelas pías, por parte del José de Calasanz. También para 1771 se crea la escuela de la Calceta en Francia, que serán las precursoras de los asilos, donde solo se cuidaba y se asistía al niño.

Cabe destacar, que, a principio del siglo XIX con las guerras napoleónicas, habían dejado una estela de miles de niños huérfanos, por lo que se crearon instituciones de cuidado para esos niños. Igualmente, el auge de la revolución industrial en ese mismo siglo, hizo que estas instituciones se multiplicaran, sobre todo a las ciudades, donde gran cantidad de mujeres se dedicaban al trabajo industrial.

A lo anterior se añade la filosofía positivista, por lo que se le otorga mayor preocupación a la educación del niño, de modo que ya no solo será velar de sus necesidades básicas, es también suplir sus necesidades psicológicas y sociales. De esta manera, la Europa del siglo XIX es el inicio de una educación inicial muchos más formal.

Referentes: Rousseau, Pestalozzi, Fröbel, Montessori

Un destacado representante es Jean Jacques Rousseau, quien con la publicación de su obra El Emilio, reflejó la necesidad de educar al niño de acuerdo a sus necesidades, en virtud de que es en esencia diferente al adulto, de modo que las estrategias que en él se empleen para su proceso formativo, también deben ser diferentes.

También está Johann Pestalozzi, cuyo trabajo con los niños lo llevó a crear su obra Educación Corporal, donde señala que es diferente la educación doméstica y la escolar, aunque sostiene que la última debería ser una extensión de la familia. Igualmente, resaltaba la importancia de la madre en la educación del niño, como en virtud de que es ella quien le imparte las primeras enseñanzas de su vida.

Por otra parte, está Friedrich Fröbel, quien no solo generó la teoría, sino que la puso en práctica a través de los kindergarten, quienes más allá de cuidar a los niños, se les daba educación estructurado bajo principios psicopedagógicos y filosóficos, donde el niño es el centro del quehacer educativo. Incluso, consideraba al juego como un acto necesario para el niño, pero que a través de él se podía aprender.

Por último, destaca María Montessori, quien creó un método donde el niño pudiera experimentar como forma de prepararlo para la vida, el cual ella aplicaba en niños que presentaran deficiencias sensoriales. Bajo su concepto educativo, el niño se educa a su ritmo y se considera cualquier esfuerzo que haga, de modo que el docente lo educa con paciencia, comprendiendo su infidelidad y sus potencialidades, empleando para ello materiales estructurados.

Importancia de la educación inicial

Un elemento que está presente en este terreno, es la creatividad, de modo que el niño tiene la oportunidad de explotarla con libertad en esta etapa. Por otra parte, el infante podrá adquirir competencias cognitivas que le servirán para comprender mejor el mundo circundante, tales como la diferenciación, clasificación y el simbolismo, por lo que podrá asociar palabras y objetos, reconocer características físicas de las cosas (tamaño, color, textura) y separarlas.

Además de esto, actividades como el juego, le permiten adquirir destrezas en la socialización y en la comprensión de ideas abstractas. En la educación inicial, se dan a conocer las primeras letras y sonidos, además de dar a conocer operaciones matemáticas sencillas, que permiten el desarrollo de su pensamiento lógico.

Todo lo anterior, así como la adquisición de opciones de rutina, ubicación en tiempo y espacio, van a permitir que el niño tenga un mejor desempeño en la educación primaria, además de la educación que se le haya brindado en casa.

La educación a nivel general en todos sus niveles y modalidades ha sufrido cambios, sobre todo en lo que concierne al uso de las Tic´s, tomando en cuenta que los pequeños recién llegados al mundo pertenecen al grupo de nativos digitales, quieran o no. Cada vez es más común el uso de gadgets, y de aplicaciones de índole educativa para el estudio de las letras o de los números, todo ellos desde un entorno más dinámico y llamativo.

Por otra parte, el marco legal de muchos países se ha adecuado a la premisa de que el niño tiene derechos y deberes, donde no solo necesita ser cuidado, sino también formado a nivel integral, desarrollando sus potencialidades y comprendiendo sus individualidades.