Significado de Filosofía de la Historia Definición, Marco Temporal, y Debate

Definición formal

La filosofía de la historia es una disciplina académica que estudia las premisas teóricas que sustentan la forma en que se ha producido conocimiento histórico, buscando establecer una teoría del discurso histórico, de manera que entrecruza los postulados filosóficos con respecto a la constitución del conocimiento histórico, con el estudio de la historiografía universal.

El término aparece por primera vez en un libro de Voltaire en el siglo XVIII para referirse al estudio de la historia desde el pensamiento racional, posteriormente diversos filósofos como Vico, Hegel o Marx, entre muchos otros, desarrollarían una filosofía de la historia en la medida en que pretendían establecer una teoría sobre las leyes o principios generales que conducen el desarrollo histórico de la humanidad.

Marco temporal

La filosofía de la historia moderna se plantea una interpretación del tiempo histórico al incorporar la idea de progreso o progresividad de la historia, derivada de la ilustración. Aquí se contrasta con la percepción cíclica de la filosofía antigua, en donde la historia transcurre a través de procesos de idas y retornos continuos en donde que reproducen una lógica inmanente a la naturaleza humana. Frente a la historia cíclica se plantea una historia de ascenso lineal en donde la evolución y el desarrollo suponen premisas fundamentales que al mismo tiempo se conciben dentro de la visión de una historia universal.

Debate entre historia y teleología

Uno de los debates más desarrollados en torno a este campo es la validez o no de una perspectiva teleológica de la historia, es decir, en donde se entienda el desarrollo histórico bajo la premisa de una finalidad supra-histórica y desde una perspectiva universal. La historiografía de corte religioso (cristiana o medieval) se acerca a la historia como expresión de una voluntad, plan o designio divino, constituyendo una forma de teleología.

Posteriormente la filosofía de la historia moderna recurre a la razón como hilo conductor de la historia, incluso el filósofo Hegel propone que la razón rige al mundo, siendo al mismo tiempo proceso y finalidad de la historia, como proyecto de realización del espíritu universal, consistiendo en otra forma de teleología. Otros filósofos e historiadores como Foucault o Braudel parten de un recorrido histórico empujado por rupturas y transformaciones sociales que rompen con cualquier visión teleológica, aunque desde miradas temporales distintas, mientras el primero destaca las rupturas constantes y la microfísica de las relaciones de poder, el segundo aborda los procesos históricos desde períodos sistémicos de larga duración.

En el caso del materialismo histórico, se propone una lógica determinista a partir de las relaciones y la conflictividad social, suponiendo la llegada de la sociedad comunista como horizonte final con cierta perspectiva teleológica, sin embargo también afirma que el cambio histórico se produce a partir de la voluntades colectivas que disputan el conflicto social, evadiendo la idea de un principio universal o supra-histórico que sobre-determine el transcurso de la historia.

El objeto de la historia

Para la historia el objeto de estudio son las acciones de los seres humanos en el pasado, diferenciándose del relato mítico y de los relatos religiosos en la medida en que se plantea describir los sucesos tal cual como sucedieron. La filosofía de la historia moderna se plantearía una historia como una disciplina científica, desde la ilustración hasta nuestro tiempo contemporáneo, diversas corrientes historiográficas (como el positivismo, el materialismo histórico o las distintas generaciones de la escuela de los Annales) han desarrollado diversas formas de llevar a cabo una metodología científica en la disciplina histórica.

Bibliografía

Burke, Peter. Comprender el pasado. Akal. 2013.

Hegel, Gerog. Lecciones sobre la filosofía de la historia universal. Editorial Tecnos.