Significado de Guerra Federal en Venezuela Definición, Contexto, y Consecuencias

Definición formal

La Guerra Federal fue una disputa interna entre federalistas y centralistas que irrumpió en Venezuela entre los años 1859 y 1963, entendido como el episodio militar más devastador de la historia del país, alcanzando una cifra de más de 100.000 personas muertas (alrededor del 10% de la población de la época), generando una destrucción general de la economía y las fuerzas productivas, resultando más catastrófico que la propia guerra de independencia sucedida 4 décadas atrás.

Contexto del conflicto social previo a la Guerra Federal

Con el nacimiento de la república de Venezuela en 1830, el país se enfrentaba a la crisis generada por la guerra de independencia y su impacto en la estructura social. La economía venezolana se caracterizaba por un sistema agroexportador basado en la producción de café y el cacao. Sin embargo, las casas comerciales asentadas en los puertos controlaban el flujo de exportación e importación, generando los ingresos fiscales que mantenía a la administración estatal. Al mismo tiempo proveían de los créditos necesarios para la producción agraria, constituyéndose como los principales acreedores del país.

Los gobiernos conservadores a partir de 1830, propiciaron condiciones favorables a los acreedores y grandes comerciantes, que les permitían altos márgenes de ganancia e intereses, así como una política de confiscación y subasta de las propiedades de los deudores morosos. Esta situación generó un continuo malestar social entre campesinos, pequeños comerciantes y hacendados, que empezaron a calificar de oligarquía y “godos” a la élite conservadora, propiciando la creación del “partido liberal” y de continuos movimientos insurreccionales.

La guerra de independencia también había dejado una gran estructura militar fragmentada entre jefes regionales que ejercían el poder como caudillos y que se habían constituido en terratenientes con la victoria independentista. Los caudillos canalizaban las constantes revueltas como un termómetro del malestar general. Al mismo tiempo el pillaje y los saqueos que sucedían en los levantamientos armados generaron un modo de sobrevivencia para las masas empobrecidas que tendían a insurreccionarse.

Estallido y consecuencias

Después del período de gobernanza autocrática y corrupta de los Monagas (José Tadeo y José Gregorio) entre 1847 y 1858, una alianza de conservadores y liberales generan un movimiento militar para tomar el poder, colocando al general Julián Castro en la presidencia. Sin embargo, la cercanía de Castro con la “oligarquía conservadora” generó una insurrección del bando liberal con la ocupación de Coro el 20 de febrero de 1859 , abriendo las puertas a la guerra federal.

Los liberales asumieron la consigna de la “federación” como una exigencia de mayor autonomía de los caudillos regionales, frente al centralismo de los gobiernos conservadores. También exigían la eliminación de la pena de muerte (la cual era usada contra quienes se habían levantado en las revueltas anteriores) y elecciones libres, pues estaban limitadas a la élite adinerada. El principal jefe federalista fue Ezequiel Zamora, quién levantó la consigna de “tierra y hombres libres” así como la idea de una sociedad sin pobres ni ricos, de igualdad y libertad.

Zamora logró entusiasmar la insurrección popular haciendo crecer su liderazgo rápidamente en el llano venezolano, en donde se encontraban las masas marginadas de indios, pardos y manumisos que habían acompañado las rebeliones sociales desde 1814. Sin embargo, en enero de 1860 Zamora es asesinado por una bala anónima y el bando federal pasa a ser dirigido por Juan Crisóstomo Falcón. Con la muerte de Zamora la revuelta social se diluye en diversos grupos rebeldes que se mantienen bajo el paraguas federal pero que ya no se reúnen en torno a un proyecto de cambio social, sino en torno a la lealtad a los diversos caudillos federales. La guerra continúa hasta 1863, desgastando a ambas fuerzas y devastando al país hasta la firma del tratado de Coche, en donde se acuerda un congreso mixto de liberales y conservadores, con la hegemonía de los primeros.

Falcón llega a la presidencia y promulga la nueva Constitución Federal de 1964, en donde se elimina la pena de muerte y se establecen un conjunto de derechos civiles y sociales como resultado de la contienda militar. Sin embargo la destrucción del país y el fuerte endeudamiento contraído en las últimas décadas obstaculizan el desarrollo económico.

A su vez el caudillismo dejó un país fragmentado en liderazgos regionales, en donde la estructura del Estado nacional todavía es muy débil para proponer un proyecto de país. La guerra había acabado con la aristocracia de origen colonial que se había mantenido durante los gobiernos conservadores, sin embargo deja un país a la deriva frente a la promesa del desarrollo y la igualdad social.

Bibliografía

Política y Economía en Venezuela 1810-1991. Fundación John Boulton. 1992.

Banko, Catalina. Pugnas económicas y tensiones… Procesos Históricos, núm. 30, enero-junio, 2016.