Significado de Logoterapia

Encontrar sentido desde la superación

¿Qué es la logoterapia?

Formulada por Viktor Frankl (1905-1997), es una psicoterapia de tipo existencial, acerca del sentido de la vida, desarrollada en su libro `El hombre en busca de sentido´ (1946). Este autor toma como base al psicoanálisis clásico o freudiano, pero se diferencia en varios puntos como analizamos en las próximas líneas, entendiendo que dentro de la psicología existen numerosas corrientes, razón por la cual no es un campo homogéneo de estudio, sino que se subdivide en ramas, corrientes o teorías bastante diferentes entre sí, respecto de sus concepciones, enfoques o temas abordados.

A nivel etimológico, se expone como un neologismo forjado por los componentes griegos dados por lógos, para remitir al estudio de la palabra o significación, y therapeía, postulando en este contexto un método terapéutico.

Sentido de la vida: espiritualidad y supervivencia

Se plantea el sentido de la vida desde la espiritualidad, no en su costado religioso, sino en relación a los principios morales, la finitud de la vida y responsabilidad frente ella. La espiritualidad se aleja de lo instintivo, propio del resto del reino animal. La autorrealización no es una finalidad para Frankl, sino la consecuencia de este hallazgo de sentido.

Otro asunto que se asocia al sentido es la supervivencia, en situaciones terribles, como los campos de concentración nazi, en los cuales estuvo el propio Frankl. Esto que forma parte de su biografía, influyó en su interés por el sentido y le permitió continuar con vida, gracias al proyecto de plasmar sus ideas en el mencionado libro.

Sentido de la vida y voluntad de sentido

La Logoterapia hace foco en el futuro del paciente, mientras que el psicoanálisis se concentra más en el pasado. Por otro lado, Frankl propone la noción de “voluntad de sentido”, para referirse a la fuerza humana por hallar un sentido para su existencia, es decir, transitar una vida significativa, en oposición a la voluntad de placer, que vendría a ser su manera de llamar al concepto freudiano del “principio de placer”. Para Freud la meta de los seres humanos era lograr la felicidad.

Además de ir comparando su corriente con el Psicoanálisis, este autor es un estudioso de la filosofía, de la cual retoma ideas para conservarlas y servirse de ellas o para distinguirse, arribando a nuevas conclusiones. En su libro cita autores como Sartre, Schopenhauer y Nietzsche.

En relación al filósofo Jean-Paul Sartre, este expuso que el sentido existencial constituye una invención, pero para Frankl es en realidad un descubrimiento. Dice también que cada persona encuentra su propio sentido en el exterior y no en el propio psiquismo como proponía el Psicoanálisis Clásico. El sentido no es algo abstracto, sino un “cometido concreto”.

Los 3 ejes de la logoterapia en la construcción del sentido

El sentido existencial puede ir variando a lo largo de la vida, no es estático. También puede frustrarse, para lo cual se habla de “neurosis noógenas”, diferentes a las neurosis propuestas por Freud.

El objetivo principal de la logoterapia es el develamiento del sentido y hay tres caminos posibles que pueden tomarse para encontrarlo. El primero es hacer algo, el segundo es adoptar un principio (aquí encuadra, por ejemplo, el sentido en el amor) y el tercero es por medio del sufrimiento.

El sentido en el sufrimiento es el más peculiar y lo explica relatando un caso, de un médico que no podía superar el fallecimiento de su esposa. Frankl le ayuda a encontrar un sentido en el hecho de que si él moría primero ella hubiera tenido este mismo dolor, pero habiendo sobrevivido él, le evitó a su difunta esposa dicho padecimiento.

Vacío existencial

Frankl habla de un fenómeno propio de la época en la que escribe, el siglo XX, que denomina vacío existencial.

Este es propiciado por dos condiciones, la primera es la pérdida de los instintos biológicos, que le marcaban a los humanos qué hacer antiguamente, previo a la evolución de la especie. En segundo lugar, ya en el siglo XX, el debilitamiento o desvalorización de las tradiciones, que eran también una guía cultural.

El resultado es el tedio, como el acaecido en las “neurosis de domingo”, donde las personas detienen el ritmo agitado de la semana que les impide reflexionar sobre la finalidad de su existencia y sienten un vacío en su interior.

Para evitar toparse con el vacío existencial o de distraerse del mismo, los individuos se concentran en motivaciones menos espirituales, como el poder o dedican su tiempo a la obtención de placer. La posesión de dinero es la manera más primitiva, dice Frankl, de manifestación de la voluntad de poder.

Técnica de la intención paradójica

Para el tratamiento de las problemáticas relativas a los miedos, fobias, neurosis obsesivas, la logoterapia utiliza la técnica de la intención paradójica.

Es similar a lo que en el lenguaje popular se conoce como psicología inversa, pero a diferencia de ésta, el terapeuta y el paciente se encuentran en una relación donde la meta es que el segundo mejore, mientras que en la psicología inversa se busca manipular a otra persona.

Además, la psicología inversa es usada sin que el otro sepa, mientras que la logoterapia utiliza la intención paradójica con consentimiento del paciente. Mientras que con la primera intentamos que otro haga lo que queremos, con la segunda se busca que el otro pueda dejar de hacer algo que le trae aparejado un malestar.

El artilugio de la intención paradójica es útil para la solución de dificultades tales como el tartamudeo o el insomnio y consiste en lo siguiente: se invita al paciente a desear o proponerse aquello rechazado, para superarlo. Esto se basa en dos argumentos: cuando tenemos temor de que ocurra algo, por regla general, sucede; segundo, la hiperintención por alguna cosa, hace de impedimento.

Noogenia

Esta definición de Frankl tiene que ver con la tensión que media entre lo que ya tenemos y lo que deseamos (poseer, ser o lograr), que en cierta proporción es un requerimiento para la salud y bienestar mental.

La Noogenia desplaza así el concepto de homeostasis, equilibrio supuesto que requerirían las personas. La tensión es importante porque nos mueve a intentar alcanzar nuevas metas, por medio de la dedicación y el esfuerzo.