Significado de Política Económica Definición, Tipos (Fiscal, Exterior...), e Importancia

Definición formal

La política económica es la estrategia pensada, pactada y ejecutada en pos de la estabilidad y el desarrollo a través de herramientas y procedimientos clave, diseñado sobre periodos de tiempo al respecto de los cuales se esperan resultados de carácter positivo. Se enfocan a toda actividad económica, desde la producción hasta la balanza comercial.

Resulta una amplia maniobra que requiere de gestión, supervisión y análisis. Los objetivos que persigue se basan en la estabilidad del nivel de empleo, una distribución de la riqueza adecuada encaminada a eliminar índices de pobreza, y brindar los servicios básicos a toda la población. También, se busca equilibrar la balanza comercial en base a la producción nacional, para que las importaciones no se eleven súbitamente generando una devaluación e inflación; la política económica es parte de una artimaña para controlar los precios.

Los objetivos de las políticas se deben considerar en un corto plazo, en especial en economías que necesitan urgentemente salir de altos índices de devaluación, inflación y desempleo. Las autoridades que aplican las políticas diseñadas por el gobierno son los gobiernos locales y municipales. También, se implementan a partir del banco central, en su posición de institución autónoma, pero que está al servicio del pueblo ante las propuestas monetarias que tiene el gobierno como estrategia estabilizadora.

Tipos de políticas económicas

Las políticas se pueden aplicar por sectores de producción o de comercio, todas tienen un nivel de importancia determinante, sin embargo dos se llevan la atención debido a que en su buen funcionamiento intervienen variables de vital importancia para el crecimiento, además de abarcar gran parte de las actividades económicas.

– Política fiscal: Esta define la estrategia de ingresos y gastos del gobierno, donde se considera la recaudación a través de impuestos como una herramienta clave, así como el control de los gastos gubernamentales, se pueden diseñar políticas fiscales expansivas o restrictivas según sean las necesidades de la estabilidad.

Política monetaria: Se enfoca en controlar la circulación del dinero, esta se enfoca en los precios de los bienes y servicios, esta política es donde actúa el banco central, modificando las tasas de interés para mantener el valor de la moneda y los precios en equilibrio.

– Política exterior: Se considera parte primordial para la actividad comercial al exterior, en esta estrategia se busca crear una competitividad de la nación, creando acuerdos y tratados para mantener las exportaciones en un buen nivel.

– Política agropecuaria: Está diseñada para la colocación de los productos que se involucran en este sector, es importante para los países latinoamericanos debido a que su producción se basa específicamente en este ámbito. A través de esta política se establecen apoyos, subsidios e inversiones.

También hay políticas enfocadas a la industria, energética, educativa, de salud, hacia todos las divisiones sociales y económicas que requieren de solidez para que la sociedad tenga una vida plena.

Importancia como solución a los problemas de carácter económico

Los procedimientos detrás de estas herramientas de consistencia económica se diseñan desde el estado. Existen corrientes de estudio que le dan mucho mayor peso a algunos sectores, como el fiscal y financiero, donde se recauda el ingreso para la distribución, para lo cual se define un presupuesto de ingresos y egresos que regularmente se establece cada año. Éste, debe ser de carácter público, de modo que toda persona en la sociedad debe tener acceso a esta información de hacia donde se dirigen sus impuestos.

Mucho depende en el diseño de la política la situación en la que se encuentra el país. Por lo regular cada presidente llega con nuevas políticas. Sucede mucho que al ser un plan de un tiempo establecido (lo que dura el mandato) no pudieran llegar a verse los resultados que se pretenden, las políticas pueden tener éxito si se encaminan a un plazo largo. Las cortas son regularmente establecer empleo, mantener precios y un equilibrio en la balanza de pagos. La planeación a largo plazo debe arrojar los beneficios de un aumento en la producción, de una disminución en los índices de pobreza, aumento salarial y un mercado que se desempeña en equilibrio y a futuro.