Significado de Prescripción Positiva/Adquisitiva, Extintiva y Usucapión

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué implican estos instrumentos reglamentados jurídicamente?

    La idea entorno a la figura de la prescripción y sus modalidades estaba presente en el Derecho Romano, específicamente, con el nombre de usucapión, evolucionando en carácter de positiva/adquisitiva y extintiva; la primera comprende la manifestación del titular, que es dueño de una posesión por derecho, en aceptar un acuerdo de modo que un tercero se quede con la misma, por ejemplo una persona que ostenta una vivienda por varios años, tiene derecho de apropiarse de dicho bien; en el caso de alguien que vive alquilando muchos años, obtiene prioridad en la posibilidad de comprar la vivienda. La segunda, en cambio, implica la extinción de los derechos sobre un bien. Se le puede entender como una forma de abandono en sentido llano, por ejemplo, cuando un inmueble no es ocupado ni se pagan sus obligaciones de condominio o tributos. Prescripción extintiva se diferencia de lo visto en la regulación positiva/adquisitiva al centrarse en la actitud de descuido del dueño registrado legalmente, perdiendo el bien ante un residente constatado como tal durante varios años.

    Ejemplos de usucapión: Regla de Ulpiano y Ley de las XII Tablas

    La regla de Ulpiano: establece que adquiere propiedad por posesión continua de las cosas. Se establecía «un año para las cosas muebles y dos años para las cosas inmuebles”.

    La Ley de las XII Tablas: se indica que los fundos se adquieren siempre por usucapión, al cabo de dos años de ocupación.

    Así vemos cómo esta idea ya se usaba en tiempos del Derecho en la Antigua Roma. No obstante, sucede que en tiempos romanos bastaba la idea de “ocupación o propiedad”. Esto es algo que ha cambiado en nuestra época, ya que ahora se habla de “ocupación útil o uso útil”. Por ejemplo, una cosa cae en los linderos de prescripción extintiva cuando no tiene ocupación útil.

    Diferencia entre la prescripción moderna y la usucapión de la antigua Roma

    Por lo antes expresado, sucede que hay matices distintos entre “prescripción” y “usucapión”, distinguiendo:

    *- La “prescripción puede ser positiva o negativa”. La primera atañe el derecho a adueñarse de algo luego de tenerlo durante un tiempo. La segunda implica, más bien, la extinción de los derechos sobre el bien al no usarlo de manera adecuada o conseguirle correcto provecho. Por ejemplo, si alguien usa un inmueble con fines ilícitos, puede perder derecho sobre ese inmueble.

    *- Los “romanos usaban el término usucapión solo de manera positiva”. Además, no tenían en cuenta el modo de uso. Lo único importante era un factor temporal, es decir, lo relevante es que alguien devengaba derechos solo por la posesión durante cierto tiempo. No se valoraba cómo se usaba lo poseído por usucapión.

    Diferencia entre prescripción negativa (extintiva) y caducidad

    • La prescripción extintiva: implica situaciones de hecho en el tiempo y modo de ejercer el derecho sobre algo. Comprende la extinción de algún derecho (sin fecha de vencimiento) si algo deja de poseerse, usarse, valorarse, etc.

    • Caducidad: es la extinción de un derecho debido a que se agota un plazo, previamente, pautado para el disfrute o ejercicio de ese derecho.

    Como resumen, podemos decir que la diferencia es que la caducidad está pautada con antelación. Una persona sabe que tiene derecho por un tiempo establecido. Verbigracia, cuando hay un contrato de alquiler con duración de dos años. Al cabo de ese plazo, caduca su derecho a permanecer o usar el inmueble alquilado.

    ¿Cómo funciona y aplica la prescripción de delitos?

    Cometer un delito implica una penalidad. Se habla de la prescripción de delitos cuando para la persona cesa la obligación penal por haber infringido la ley. En ese sentido, se habla siempre de prescripción cuando nunca se inicia el procedimiento legal; también puede darse el caso si al haberse iniciado ocurre que este procedimiento fue paralizado:

    • Los delitos leves prescriben al cabo de unos cinco años. Esto depende del ordenamiento jurídico, y se suelen considerar delitos leves: calumnia, injuria, robos menores, etc.

    • Delitos que alcanzan hasta los 10 años de cárcel suelen prescribir a los 20 años, no obstante, esto depende del tipo de delito.

    • Ciertos delitos prescriben por perdón legal, es decir, se decide conmutan las penas por determinadas acciones. Por ejemplo, en España se hizo un perdón a todos los involucrados en la Guerra Civil (lo cual luego fue derogado). Se trata de una medida hecha para lograr la pacificación y estabilidad política de la nación.

    Hay que decir que existen delitos que jamás prescriben, por ejemplo, los delitos contra los derechos humanos, los cuales siempre han de ser penalizados.

    Ciertos marcos jurídicos imponen delitos que no pueden ser prescritos. Tenemos así el caso de Venezuela, país donde jamás prescriben los delitos contra el patrimonio público, tal como lo norma el artículo 271 de la Constitución, por ende, un acto de corrupción gubernamental puede ser castigado años después de cometido.

    Los derechos humanos son considerados inalienables y atentar contra los mismos es un delito grave y sin prescripción. Es así como delitos cometidos durante la Segunda Guerra Mundial fueron juzgados décadas después. Asimismo, el caso de dictaduras que reprimieron a poblaciones enteras y cuyos culpables han sido señalados en decenios posteriores luego de cometidos estos actos.

    Las desapariciones, por ejemplo, son delitos de lesa humanidad. Los Estados son responsables por lo sucedido aún con el paso de los años, sin embargo, se han hecho algunas excepciones por los deseos de lograr conocer la verdad y dar tranquilidad a los familiares de los desaparecidos. En ciertos casos, este delito prescribe si la víctima aparece, incluso, si aparecen sus restos correctamente identificados y se explica lo sucedido con esa persona.

    ¿Cómo se puede evitar (interrumpir) la prescripción de algo?

    Como se puede notar, el concepto de prescripción aplica tanto a derechos reales como a responsabilidades penales. Hay que decir que la prescripción extintiva puede ser interrumpida. Esto implica un par de cosas:

    • Una persona puede alegar y frenar una prescripción extintiva, con ello recupera sus derechos de propiedad sobre una determinada cosa.

    • Igualmente, se puede alegar contra la medida de prescripción de un delito. Si el alegato tiene éxito, entonces quien cometió el delito vuelve a tener responsabilidad penal.

    Para lograr el cese de la prescripción extintiva se requiere demostrar intención de mantener el derecho sobre el bien, como interponiendo una demanda o querella ante un tribunal, incluso se puede tomar como valido aunque el juzgado no sea competente. A su vez, explicar las razones por las cuales no se han cumplido del todo los requisitos de uso positivo, y cumplir con los requisitos de cada ordenamiento jurídico para recuperar tal derecho.