Significado de Ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

En el ámbito de la medicina y de la psiquiatría aparece como un trastorno que refiere a los niveles de miedo y nerviosismo que afectan a uno a nivel emocional. Básicamente, la persona afectada percibe que su estado anímico se encuentra alterado de manera significativa. Tiene su raíz etimológica en el latín, a partir de la forma del adjetivo anxius, procedente de anxietas, refiriendo al estado que señalamos de permanente inquietud.

Características del Trastorno de Ansiedad Generalizada

El síntoma del miedo se presenta normalmente sin una explicación lógica. Así, el paciente experimenta un temor de manera injustificada. Dicho de otro modo, el paciente tiene la impresión de que algo negativo va a ocurrirle de manera inminente.

El estado de temor genera una reacción de alarma permanente. Este estado de ánimo suele ir acompañado de algunas reacciones físicas: palpitaciones, sensación de ahogo, temblores o sudoración excesiva.

Los síntomas más arriba descritos generan normalmente una reacción de huida. Así, el paciente se siente inquieto y para solucionar su malestar decide «escapar» de la realidad. En ocasiones, decide no realizar una acción por temor a una reacción emocionalmente dolorosa.

Como pauta general, este trastorno se manifiesta entre los 20 y los 40 años en las personas que con anterioridad presentaban un temperamento ansioso. Hay que indicar, por otra parte, que la sintomatología no siempre está relacionada con una situación de estrés.

Posibilidades terapéuticas y tratamientos farmacológicos

Los psicólogos y psiquiatras pueden abordar este trastorno siguiendo varias estrategias terapéuticas. Las técnicas cognitivas basadas en el autoconocimiento del paciente han demostrado su eficacia. Las técnicas de relajación provocan una disminución de la sintomatología física.

Por último, las técnicas de modificación de la conducta se centran en la creación de estímulos que contrarresten los efectos de la ansiedad

Desde el punto de vista farmacológico, los ansiolíticos y los antidepresivos son los dos medicamentos más utilizados para combatir sus efectos. Ambos tipos de fármacos actúan sobre los neurotransmisores y reducen los síntomas del trastorno de ansiedad.

Sin embargo, estos medicamentos tienen algunos efectos adversos, como la somnolencia, una posible dependencia y una pérdida de eficacia cuando el organismo se acostumbra a consumirlos.

Problema de la ansiedad social

Se trata de una forma de fobia específica y consiste básicamente en experimentar un profundo malestar relacionado con la vida social.

Este estado de ánimo se manifiesta en situaciones diversas: cuando se tiene un miedo irracional a las posibles críticas de los demás, al sentir un temor infundado por hacer el ridículo o cuando uno cree que va a ser humillado o ridiculizado por los demás.

La fobia social es un temor persistente y puede obedecer a distintas causas: una infancia traumática o infeliz, una familia desestructurada, un fracaso emocional o una experiencia negativa en el terreno laboral.