Significado de Diagramar Objetivos

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Abr, 2020
  • Son marcas que un individuo u organismo aspira alcanzar, describiendo aquello que desafía y motiva a actuar. Etimológicamente, se origina en el latín objectivus, formado por el prefijo ob-, como adelante, y obiectus, entendiéndose como objeto, vinculado al verbo iacere, dado por lanzar; de este modo se presenta el mensaje de percibir y/o avanzar sobre algo que se coloca enfrente a uno.

    Cada persona tiene cierto grado de expectativa y ambición, ya sea entorno a comprar una casa, formar una familia, titularse, o simplemente no salirse de la dieta, las personas indudablemente se proponen metas que desean alcanzar, de acuerdo a la praxeología, la ciencia que estudia la acción humana, las personas solo nos ponemos en acción a fin de sustituir una situación insatisfactoria por una que nos satisfaga más.

    Objetivos y planificación en la empresa

    Todas las empresas se plantean una misión de carácter general y organizacional, a instancias de una visión profunda a futuro. Las empresas realizan su misión y visión en aras de responder preguntas tales como ¿qué se hace aquí? ¿Cuál es el beneficio de lo que hacemos? Y ¿a dónde queremos llegar? Los objetivos para una empresa son la X en su mapa y la planificación es la ruta que se debe seguir para conseguir el anhelado tesoro.

    La planificación empresarial suele abarcar un período de tiempo determinado en el cual se mide los resultados alcanzados y se comparan con las proyecciones esperadas. Para esto, las empresas hacen un minucioso análisis previo de la situación estudiando las posibles variables con el fin de obtener un efectivo desarrollo del plan, al cual se le estará haciendo seguimiento y control.

    Algunos planteos comunes que las empresas se proponen comprenden:

    • Incrementar ingresos.
    • Reducir costes.
    • Incrementar la productividad y alcanzar una mayor participación en el mercado.
    • Posicionarse como marca líder.
    • Incrementar su número de activos.

    Objetivos del Derecho en la sociedad

    El fin último del derecho es la justicia, el jurista de la antigua Roma Ulpiano consideraba que el derecho consiste principalmente en defender tres reglas básicas: una vida honesta, proteger a la ciudadanía, y proporcionar a cada individuo lo que se merece. Para conseguir estos objetivos el derecho hace uso de un orden normativo e institucional que permite poner en conocimiento a la sociedad cómo debe comportarse, y que aquellas personas que incumplan este orden serán castigadas.

    De esta forma, el derecho cumple la función de solucionar conflictos mediante supuestos de hechos generales planteados en las leyes o en las costumbres. Para ello, la sociedad nombra jueces que se encargan de analizar las controversias, estos mediante su conocimiento y experiencias deciden a favor de las partes que exigen el cumplimiento de un derecho que les ha sido vulnerado. El derecho actúa en pos de proporcionar certeza (lo que se conoce como seguridad jurídica), igualdad (ante la ley), y libertad, recordando siempre que nuestros derechos llegan hasta donde los del otro comienzan.

    Importancia a nivel personal

    Las aspiraciones en la esfera personal es visto por uno mismo, desde un ángulo privado, siendo completamente subjetivos ya que lo que para unos puede considerarse como agradable y conveniente a otros les puede parecer desagradable u horroroso. Hay quienes les encantan las matemáticas o las ciencias experimentales, otros prefieren el teatro y las artes y cualquiera de estos caminos está bien, pues solo uno mismo puede saber lo que realmente quiere.

    Es por ello, que es importante conocernos a nosotros mismos, hacer un estudio introspectivo y comprender que nos gusta y que no, hacerse consciente de en qué tipo de ambiente nos gusta estar o con qué tipo de gente nos gusta relacionarnos permite tener una idea de hacia dónde queremos ir y qué podemos hacer para llegar hasta allá. Para esto, debemos aceptarnos tal y como somos, y no solo quedarnos de brazos cruzados esperando lo que la sociedad quiera imponer para nosotros.

    La libertad le permite a uno proyectarse de la manera que cree conveniente para sí mismo, en lugar de que haya que seguir lo que otras personas pretendan, creyendo saber lo que es bueno para uno.

    Pautas en común abordadas en familia

    La familia empieza con el matrimonio, y es esta como sabemos el núcleo fundamental de la sociedad, muchas parejas jóvenes diseñan un pasaje en común, donde suele determinarse una vivienda propia, un auto, tal vez fundar una empresa propia y por supuesto, tener hijos. Al respecto de esto último, desde un papel activo como padres, se manifiesta un esfuerzo por proporcionar una educación de calidad, y las herramientas necesarias para que los niños crezcan con la capacidad de luchar por sus sueños.

    Proyección a corto, mediano y largo plazo

    Uno debe enfocarse en ciertos aspectos como la disciplina, ya que sin esta ninguna premisa planteada podrá ser alcanzada. Además de esto, es necesario saber hacia dónde se quiere ir y cómo, preguntándose ¿dónde uno se ve en un año? o ¿dónde se quiere estar en cinco?. Esta es una sencilla manera de comenzar.

    Por otro lado, se recomienda sentarse con papel y lápiz para organizar las ideas, definiendo los proyectos; una vez que establecida una base de trabajo, se debe intentar dividir el objetivo en tareas más pequeñas a fin de que no parezca un trabajo tan arduo, clasificándolos en corto plazo, comprendiendo algunos meses, y de este modo distinguir logros a mediano plazo, cuya duración podemos estimar en un periodo de uno a dos años, para finalmente poder visualizar los puntos más complejos, medidos en más de dos años, por ejemplo entorno a una carrera universitaria, que normalmente está dada entre tres y cinco años.

    Fallar: aceptación y superación

    Es compresible y perfectamente normal que uno no alcance todas las metas propuestas, sin embargo, lo más importante es continuar mirando hacia adelante, sin darse por vencido. Ante una caída, lo mejor que se puede hacer es comprender que seguramente esto no era lo mejor para uno o tal vez no era el momento adecuado.

    También, recurrir a amigos y familiares como apoyo ante los sentimientos amargos propios de la instancia que se atraviesa, lo cual es totalmente normal y esperable como parte del proceso.