Significado de Sueños

¿Qué son los sueños?

Son creaciones de la mente que responden a las experiencias, deseos y preocupaciones vividas, produciéndose al dormir, estadío en que el organismo descansa a nivel físico, pero en el que la mente permanece activa en el plano cognitivo. Se lo distingue en el latín somnus, mientras que el verbo soñar aparece en el latín somniāre.

Sueño no mor y mor

A partir de los estudios realizados por la Fisiología, la Neuroanatomía y disciplinas afines, podemos dividir al sueño en dos grandes etapas: el sueño MOR (Movimientos Oculares Rápidos) y el sueño NO MOR (No hay presencia de dichos movimientos).

El sueño MOR también es conocido como sueño paradójico o sueño REM (en inglés “Rapid Eye Movement”), mientras que el sueño NO MOR puede nombrarse también como NO REM.

En orden secuencial, primero acontece el sueño NO MOR, que se compone de cuatro fases, las dos primeras corresponden a un sueño ligero y las dos segundas a un sueño profundo. Transcurridos alrededor de noventa minutos ingresamos al sueño MOR, con una sola fase, que constituye la instancia del dormir más profunda.

Fases del sueño: ondas cerebrales y polisomnografia

Cada fase del sueño se caracteriza por determinadas ondas bioeléctricas cerebrales, en la fase uno del sueño NO MOR están las ondas Theta, que continúan en la fase dos (del sueño NO MOR), donde aparecen los denominados Husos del sueño y los Complejos K; en las fases tres y cuatro (del sueño NO MOR) tenemos ondas Delta y finalmente en la quinta fase, correspondiente al sueño MOR, están las ondas Beta. En la vigilia, en cambio, hay un predominio de ondas Alfa y Beta.

El estudio de estos cambios bioeléctricos durante el sueño se realiza por medio de la polisomnografía, un estudio que consiste en registros de diferente índole acerca del desempeño de las funciones corporales al dormir. Se observan, por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración de la persona mientras duerme. Esto sirve para la investigación o para evaluar la calidad del sueño en un sujeto que presenta malestar respecto del dormir.

Actividad cognitiva y aprendizaje durante el sueño

Es interesante que mientras dormimos continúa la actividad cognitiva, es decir, la Neuroanatomía sostiene que pensamos mientras dormimos. Un claro ejemplo de ello es la canción Yesterday de Los Beatles que, según su autor, Paul McCartney, fue redactada en sueños, una noche de 1963 en la ciudad de Londres.

Además, el sueño MOR se relaciona al aprendizaje y la consolidación de la memoria, ya que en él se fijan o asientan las experiencias vivenciadas durante la vigilia. También esta fase sirve para ciertos procesos de reparación del Sistema Nervioso. Es por ello que necesitamos descansar un promedio de ocho horas diarias y transitar ambas etapas del sueño, para poder lograr una vigilia saludable. Esto es fundamental en el caso de niños y adolescentes, que están en pleno desarrollo.

Sueños en el Psicoanálisis: Inconsciente, condensación y desplazamiento

Para el psicoanálisis el sueño es una formación del inconsciente, como los actos fallidos, los lapsus y las lagunas. Los mismos son todos fenómenos en los cuales aparece algo de la instancia psíquica inconsciente y por ello, son un modo de acceder a aquello desconocido por nosotros. Los mecanismos presentes en el sueño son la condensación y el desplazamiento.

Existen tres instancias psíquicas del psiquismo humano: consciencia, pre-consciente e inconsciente, cada una con ciertas características propias. En cuanto al inconsciente, no se accede de modo directo, sino que para llegar a su contenido debe hacerse un rodeo, por ejemplo, a través del estudio de los sueños. Por ello los sueños son tan importantes en el Psicoanálisis, pues su estudio favorece la llegada al inconsciente, siendo justamente el objetivo de esta disciplina el hacer consciente lo inconsciente.

Los sueños tienen un significado, no soñamos con cualquier persona o lugar, no es algo aleatorio, sino que tiene un sentido, pero hay que descifrarlo, pues aparece desfigurado, por la censura. Lo que recordamos es entonces el contenido manifiesto, mientras que el significado a interpretar es el contenido latente, al cual se accede por un análisis profundo.

El sentido del sueño es diferente para cada persona y, en una misma persona, puede variar de significado aún si se repite el mismo sueño en diferentes ocasiones, si bien hay algunos elementos que tienen una suerte de significado universal. Lo importante es siempre la singularidad, dos personas pueden soñar lo mismo pero el sentido seguramente será diverso.

Los sueños como horizonte

En su sentido de anhelo, los sueños o ambiciones creadas en el terreno de la fantasía son elementos valiosos para lograr la motivación. Es importante, como seres humanos, darnos la oportunidad de soñar con algo que aún no tenemos, para así poner en marcha el deseo, que es el motor del aparato psíquico.

La capacidad de imaginar y fantasear, siempre y cuando se relacione en cierta medida con nuestra realidad efectiva presente, con nuestras condiciones de posibilidad, es una fuente de placer y es el punto de partida para que esos sueños sean luego parte de nuestra realidad.

Sueño y depresion

Cuando hablamos de sueño como cansancio, podemos establecer una correlación con el estado depresivo, que puede tener lugar tanto en una estructura neurótica como en una estructura psicótica (en esta última adquiere el nombre de melancolía).

Una de las exteriorizaciones de las personas que están atravesando una depresión suele ser que se sienten muy cansadas, con poca energía libidinal e imposibilitadas en ciertos aspectos de su vida o capacidades previas.