Significado de Derecho Administrativo

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Dic, 2019
  • ¿Qué engloba el Derecho Administrativo?

    Es el responsable por aplicar un régimen de orden y control en la composición y puesta en práctica de los órganos del Estado, para actuar sobre temas de interés público, y en este marco se lo considera parte imprescindible del sistema judicial, remarcando que no se ocupa de crear las leyes o normativas sino de ejecutarlas de forma idónea.

    Básicamente, la Administración Pública tiene una estructura, unos miembros o funcionarios, y unos modos de acción que son estudiados y regulados por el Derecho Administrativo. Por ende, se le puede considerar como una herramienta académica y reguladora de los poderes estatales.

    Características y funciones del Derecho Administrativo

    Se trata de una rama jurídica con sesgos peculiares que requieren ser comprendidos correctamente, porque el Derecho Administrativo se suele confundir con lo procesal y lo constitucional. Para entender mejor el tema, a continuación, mostramos algunos aspectos esenciales:

    – Esta rama del Derecho está en constantes cambios. La razón se debe a que tiene que atender necesidades colectivas que son alteradas recurrente en base a la economía, la sociedad, etc.

    – No estudia las leyes sin los procesos y la ordenación de las instituciones públicas. En esto se diferencia del Derecho Constitucional.

    – Se aboca a estudiar el entramado de normas, procesos e instituciones de la administración pública. El Derecho Procesal solo los procedimientos que se desarrollan entre lo público y lo privado. Para conocer la materia procesal administrativa, se debe estudiar el Contencioso Administrativo.

    – Es un derecho común, ya que abarca todas las áreas del Estado.

    – Aborda la relación del Estado con los particulares.

    – Los contenidos del Derecho Administrativo son: organización de la administración pública, los actos administrativos entre el Estado y particulares, el poder policial, las limitaciones de propiedad, la responsabilidad jurídica del gobierno, etc.

    No cabe duda que las funciones que esta rama jurídica son amplias. Por eso, muchas veces este derecho se subdivide en ramas menores.

    Importancia para la correcta gestión y proceder del Estado

    Este derecho es gran relevancia para el Estado y los modos mediantes los cuales este se relaciona con los ciudadanos. Importante es tener en cuenta que el Derecho Administrativo no se usa para crear leyes o para establecer los patrones de funcionamiento de un Estado. Estas últimas peculiaridades son inherentes al Derecho Constitucional.

    Hay que entender que para que exista el Derecho Administrativo, previamente han de existir un Estado con leyes e instituciones. Entonces, esta rama del derecho estudia este entramado funcional. Por ello, se le suele catalogar como una herramienta de regularización interna del Estado.

    Su importancia radica en que permite mantener el orden del Estado, evitando que las acciones del mismo se hagan de manera desregulada y fuera de la ley. Asimismo, evita que quienes tienen el poder de gobierno cometan excesos y/o abusos.

    Igualmente, tiene mucho interés respecto a: las concesiones que el Estado otorga para explotar recursos naturales; contratos y licitaciones para construcción de obras públicas; o bien para hacer actividades comerciales. Hay que tener en cuenta que ningún Estado es un ente aislado: siempre se relaciona con particulares, y esta relación es la médula estudiada por el Derecho Administrativo.

    Secuelas del abuso de poder e influencias

    Los precedentes son algo relevante en el ámbito jurídico. Todo acto validado en un momento determinado, luego se convierte en referencias posteriores. Por ello, las acciones del Estado deben estar siempre bajo lupa: si una vez se permite el abuso y las influencias, luego esa misma situación se puede repetir.

    El Derecho Administrativo surge para regir las acciones del Estado como administrador público, evitando que el mismo se salga de control. Se tiene la noción de que el Estado nace por decisión de los ciudadanos, quienes deciden regirse por un conjunto de normas y procedimientos. Por ende, es la colectividad la que marca la pauta y no el Estado. Este Derecho busca que no sea el Estado quien se imponga sobre la colectividad (a pesar de su superioridad), menos de manera autoritaria y burocrática.

    Son muchas las consecuencias del uso de influencias por parte de quienes tienen el poder estatal. Los abusos de poder se manifiestan al no acatar los debidos procedimientos que deben cumplir las autoridades públicas y gubernamentales. Todo esto se regula con el Derecho Administrativo, siendo entonces un derecho práctico, que se desarrolla frente a acciones concretas dentro de normas que debe acatar el mismo Estado.

    Las fuentes del Derecho Administrativo

    El tema de las fuentes es interesante en esta rama del Derecho. Hay varios documentos de los cuales se obtiene las regulaciones jurídico-administrativas. A continuación, un listado de las fuentes más comunes:

    • La constitución

    En la Constitución están las normas esenciales de todo Estado. Ahí se plasma la jerarquía de las instituciones, así como la manera en que éstas deben actuar. Es una norma universal que toda constitución sea la fuente inicial que el derecho administrativo deba estudiar.

    • Las leyes

    Todo cuerpo legal administrativo creado, vigente y promulgado por el Poder Legislativo de la nación tiene posibilidad de aplicarse en cualquier juicio de Derecho Administrativo.

    • Los Reglamentos

    Este derecho es eminentemente práctico. Por lo tanto, tiene la misión de entender los reglamentos que funcionan en las múltiples instituciones estatales. Sobre todo, verificar que tales reglamentos estén en concordancia con las leyes y la Constitución.

    • La jurisprudencia

    Comprende el histórico de acciones, leyes aplicadas y procedimientos jurídicos llevados a cabo en un juicio finalizado. Una de las misiones de este derecho es ser crítico ante la jurisprudencia estatal. Las acciones del Estado siempre deben estar en concordancia con la ley. Todo antecedente sin este rasgo, debe ser rechazado.

    • Las costumbres

    Por ejemplo, en el Reino Unido se tiene la premisa de que la costumbre se hace ley. Ciertamente, hábitos específicos terminan convirtiéndose en pautas para el marco jurídico que afecta, incluso, a la actuación del Estado.

    • La doctrina

    Todo Estado tiene una doctrina; y las acciones de las instituciones públicas deben estar apegadas a la doctrina estatal.

    • Los actos sociales

    Hay ciertas acciones en la sociedad que marcan el desenvolvimiento jurídico. Tal es el caso de la Revolución Francesa, a partir de la cual surgen los derechos del ciudadano.

    Algo interesante es que las fuentes del Derecho Administrativo son amplias y revisadas críticamente. Es inherente que todo jurista especializado en esta rama jurídica deba contemplar las fuentes siempre con una mirada especial.

    Consideraciones del Derecho Administrativo en el siglo XXI

    En nuestra época, hay una gigantesca cantidad de información que esta rama jurídica debe atender. Las relaciones y controversias del Estado pueden suscitarse con un grupo o con cada uno de sus ciudadanos, lo que nos da solo una imaginación de lo complejo del asunto.

    Además, la burocracia de los Estados es cada vez más grande. Todo esto hace que el Derecho Administrativo tenga el reto de manejar enormes cantidades de datos.

    Se recomienda a toda Administración Pública hacer una sólida base de datos única para este derecho digitalizando textos, y a la que pudiera tener acceso cualquier ente u órgano público para contrarrestar la burocracia.

    De esa manera, los juristas podrían consultar en cualquier lugar —siempre y cuando tengan conexión a Internet— todas las fuentes, datos e información que necesitan sobre el Estado y/o sobre el ciudadano relacionado en cuestión, pero registrada por la Administración Pública. Realmente, es una urgencia hacer esto, sobre todo por un tema de practicidad y agilización de trámites.