Significado de Perseverancia

Estatua de Gandhi en Ginebra

¿Qué es la perseverancia?

Es la forma de actuar con respecto al objetivo que uno se plantea, en el sentido de un esfuerzo continuo para lograr una conclusión que, aún a pesar de la dedicación, puede ser negativa, y en tal situación, uno tiene que aceptar el resultado y aprender de la experiencia. Se aplica en todos los ámbitos, por ejemplo en las relaciones sociales, en la búsqueda de un amor, o a nivel laboral, queriendo un cargo mejor.

Viene del latín perseverantia, con referencia en el verbo perseverare. Éste último tiene relación con el adjetivo severus, que indica las características de austeridad y firmeza.

La lucha de Gandhi: ejemplo de perseverancia

La independencia de la India en 1948 no se produjo tras un proceso violento ni como resultado de una breve agitación social. De hecho, se trató de un largo y penoso camino de lucha.

Tras la muerte de su padre Gandhi decidió trasladarse a Londres para estudiar leyes. Durante sus años universitarios comenzó a formarse en temas religiosos de diferentes culturas y, al mismo tiempo, tomó conciencia de la importancia de la libertad y la igualdad entre todos los seres humanos. En su primera etapa como abogado trabajó en Sudáfrica y allí pudo conocer la opresión de un pueblo, la xenofobia y la segregación racial.

En aquel tiempo la comunidad india en Sudáfrica era muy numerosa y vivía en unas condiciones indignas, lo cual despertó en Gandhi una nueva conciencia social. Durante este periodo se convirtió en un líder social en favor de la emancipación de los pueblos y en contra de cualquier forma de opresión.

Cuando regresó a la India en 1915 inició una campaña de oposición a la dominación británica. En lugar de promover el enfrentamiento directo, defendió el camino de la resistencia pacífica y de la no violencia.

Su lucha se prolongó durante más de treinta años y en este tiempo tuvo que permanecer encarcelado o bajo arresto domiciliario en varias ocasiones.

Finalmente la India conquistó la Independencia.

Perseverancia en el campo del deporte

Quienes contemplan una actividad de la alta competición en el deporte pueden darse cuenta de la extraordinaria destreza de algunos deportistas. Sin embargo, el talento de los deportistas no es el resultado de una extraña habilidad natural sino que es la consecuencia lógica de un largo trabajo, de años de sacrificio y esfuerzo, de tenacidad y afán de superación, de motivación y paciencia. En cualquier deportista que triunfa hay una historia de lucha y perseverancia.

En los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta el mítico corredor de medio fondo Hicham El Guerrouj era el favorito para vencer en la prueba de 1500 m. En plena carrera tropezó de manera accidental y cayó al suelo, por lo que tuvo que renunciar a la victoria.

En la siguiente cita olímpica cuatro años después quedó en segundo lugar a unas pocas décimas del primer clasificado.

En la siguiente olimpiada llegó, por fin, la victoria definitiva (venció en dos competiciones, 1500 m y 5000 m).

Aprender a soñar y buscar la realización personal

En cualquier ámbito de la vida tenemos la tendencia a soñar en grandes victorias y logros. Todos nos hemos imaginado obteniendo un importante triunfo personal y experimentando una sensación de plenitud y orgullo.

Soñar con un deseo aparentemente inalcanzable es condición necesaria para poner en marcha cualquier reto, pero no es suficiente.

La persona que persevera en sus objetivos está plenamente convencida de aquello que quiere conseguir, es capaz de volverse a levantar cuando aparece un contratiempo, no se rinde nunca y sigue peleando para que su sueño sea una realidad.