Significado de Matemática Aplicada

La matemática descifra cómo resolver problemas de toda índole

¿Qué es la matemática aplicada?

Es la puesta en acción de algo, basado en operaciones matemáticas específicas para tal finalidad, expresándose en todas las áreas en las cuales sea posible implementar algún tipo de cálculo, independientemente de la complejidad.

Matemáticos griegos: Pitágoras, Arquímedes e Hiparco

En el siglo V a. C el filósofo y matemático griego Pitágoras de Samos ya afirmó que el universo en su conjunto es expresable en un lenguaje matemático. Esta visión de la realidad no se limitó al plano teórico, sino que se concretó en una serie de avances prácticos.

Así, el matemático e ingeniero Arquímedes de Siracusa aplicó sus conocimientos teóricos para resolver todo tipo de problemas concretos (el ejemplo más representativo es el célebre principio de Arquímedes, el cual permite comprender por qué una embarcación se mantiene a flote).

Por otra parte, Arquímedes fue el inventor de la palanca y el que perfeccionó las catapultas.

El matemático Hiparco de Nicea proyectó sus conocimientos hacia dos áreas: astronomía y geografía (fue el primero en realizar un catálogo de estrellas y en descubrir la precesión de los equinoccios).

La filósofa Hipatia perfeccionó los astrolabios y creó el primer densímetro, un instrumento para calcular la densidad de los líquidos.

Los fenómenos aleatorios

En el mundo que nos rodea y en el conjunto de la naturaleza se pueden dar dos tipos de fenómenos: los deterministas y los aleatorios. Los primeros se definen a partir de una fórmula concreta y, por lo tanto, son predecibles (por ejemplo, es posible calcular todo lo relativo a la velocidad de un cuerpo). Los segundos no están sujetos a la repetición y su evaluación no es predecible.

Mediante las matemáticas, concretamente a partir de las leyes de la probabilidad, es posible comprender los fenómenos aleatorios, ya sean estáticos o dinámicos.

El cálculo de probabilidades permite establecer la probabilidad de un suceso en un experimento aleatorio (en este tipo de experimentos su resultado final depende del azar, tal y como sucede con el lanzamiento de una moneda o de un dado).

En otros términos, no es posible saber el resultado que se va a obtener, pero sí es posible determinar el conjunto de los posibles resultados.

Matemática gobernando el mundo de la bolsa

Al margen de su dimensión puramente teórica y abstracta, las matemáticas sirven para todo tipo de actividades. Una de ellas es la inversión en bolsa. De hecho, sin el recurso de los algoritmos es prácticamente imposible realizar operaciones bursátiles. En este ámbito, la estadística, la teoría de modelos, los análisis de volatilidad o la probabilidad son herramientas esenciales para los traders.

El conocimiento matemático no proporciona una estrategia para decidir cuál debe ser la mejor inversión, pero sí ayuda a entender mejor la complejidad de los mercados financieros. En esta línea, el estudio de tendencias constituye una de las estrategias actuales en la matemática aplicada.

Recordar que el matemático Jim Simons amasó una gran fortuna haciendo inversiones en bolsa (su estrategia principal consistía en analizar grandes cantidades de datos y a partir de los mismos ya se hacía posible la identificación de patrones que no son aleatorios).